Orígenes y razas

 

Gran parte de las razas porcinas que predominan hoy día, proceden todas del género "Sus" y engloban a la asiática "Sus vittatus", a la descendiente del jabalí salvaje euroasiático: la "Sus scrofa" y la "Sus mediterraneus" la casta del cerdo ibérico con procedencia africana. Cálculos controvertidos nos dicen que el cerdo fue domesticado hace unos 10.000 años, para unos en China y para otros, en regiones de Turquía. Lo que no admite conjeturas es que desde entonces sirve como alimento fundamental para el ser humano. Pensemos que una hembra da luz cada cuatro meses y puede tener camadas de 10 ó 12 crías que engordarán, en pocos meses, hasta 40 veces su peso inicial y si además añadimos que es un animal omnívoro, que se alimenta fundamentalmente de desperdicios y que no necesita excesivos cuidados, tendremos los motivos que hacen de ella una especie muy apreciada y valorada.

La expansión del cerdo ha sido constante a través del tiempo. Desde su origen en las regiones asiáticas de Turquía y su propagación hacia Europa, África y Asia, hasta su llegada al Nuevo Mundo por medio de Cristóbal Colón que, en su segundo viaje, en 1493, llevó consigo nueve ejemplares y que dejó para que procreasen en la isla de La Española, hoy compuesta por la República Dominicana y Haití. Posteriormente Pizarro, trasladó desde la isla al nuevo continente varios ejemplares que son el origen de casi todo el ganado porcino existente actualmente en América. La llegada a las islas del Pacífico se llevó a cabo por navíos españoles y portugueses que dejaban ganado en diferentes islas para que sirviera de alimento para posteriores expediciones.

 

 

Razas porcinas

 

Actualmente hay reconocidas, a nivel mundial, oficialmente más de cien razas diferentes pero debido a métodos de crianza y cruces pueden existir otras doscientas sin admitir.

 

Las principales en Europa son:

  • Large white, Yorkshire y Berkshire, en Reino Unido.

  • Landrance (Dinamarca).

  • Mora Romagnola (Italia).

  • Angler Satteschwein (Alemania).

  • Pietrain (Bélgica).

  • Mangalica (Hungria).

  • Ibérico o iberian (España).

Y en el resto del mundo las más comunes son:

  • Kunekune (Nueva Zelanda).

  • Lacombe (Canadá).

  • Duroc Jersey y Spots, en Estados Unidos.

  • Moura (Brasil).

  • Bantu (Sudáfrica).

  • Aguh (Japón).

  • Ba Xuyen y Mong Cai, en Vietnam.

  • Beijing Black y Cantonese, en China.

 

Clasificación por edad y tamaño

 

No existe ninguna reglamentación sobre edades, pesos y tamaños. Cada país y cada región tiene diferentes formas de denominar al cerdo. Al de menor tamaño y edad se le suele llamar cochinillo, pero también: garrí en Cataluña, gorrín en Navarra, tostón en Castilla o lechón en América latina.

Únicamente hay un país, Singapur, que tiene una ley específica al respecto. La Autoridad Agro-Alimentaria Veterinaria (AVA) ha clasificado como "suckling pig" al cerdo de hasta 5 kilos de peso en canal y que solo haya sido alimentado con leche materna y "small pig", el cerdo entre los 5 y los 25 kilos que aparte de mamar ya ha consumido pienso. En Francia los llaman "cochón de lait" y "porcelet" y en Italia, "maialino de latte" y "maialino".

En nuestro país una división más o menos estandarizada del ganado porcino por su edad y tamaño sería:

  • Cochinillo: animal, macho o hembra, con unas cuatro semanas de vida y que no supera los cuatro kilos de peso.

  • Lechón: el que tiene más de un mes de vida, todavía mama de su madre y no pesa más de ocho kilos.

  • Cerdo: animal adulto, con indiferencia de su sexo, que suele sacrificarse entre los doce y catorce meses de vida y en el que su peso debe estar entre los 120 y los 300 kilos dependiendo de la raza.