La cocina tradicional, más de moda que nunca

Croquetas, caldos, cocidos, sanfaina, guisos, estofados, asados… Efectivamente, hablamos de la cocina de siempre, de las recetas de toda la vida, aquellas que nuestras madres y abuelas cocinaban a fuego lento durante horas, y que desde hace ya un tiempo vuelven a estar más que de moda. De hecho, en este 2019 que ya va acabando, la cocina tradicional ha sido una de las tendencias gastronómicas más influyentes. Todos los chefs de renombre la avalan y reconocen su peso e influencia. Incluso cocineros de la talla de Jamie Oliver la han rebautizado como la “comida confort”, “un festín de recuerdos nostálgicos y tradiciones para que al comensal se le dibuje una enorme sonrisa cuando los deguste”. 

Y es que, ¿quién no ha regresado de un largo viaje añorando los sabores de nuestra gastronomía? ¿Quién no ha disfrutado con los platos más tradicionales de nuestra variopinta y prolífica gastronomía? 

Es esta cocina, la de siempre, la que también nos gusta en Selectium Chef. Cocina real, sin aditivos ni conservantes, elaborada a fuego lento y con los mejores ingredientes, para que simplemente tengas que regenerar, dorar o calentar y saborear. Nuestras cuatro especialidades (Cochinillo asado, Pularda asada rellena, Cordero lechal asado y el novedoso Cabezal de lomo ibérico) están cocinadas a baja temperatura y conservadas al vacío. Porque cocinar y conservar los alimentos al vacío es uno de los métodos que mantienen mejor todas las propiedades nutricionales de los alimentos -así como el sabor-. Y además, como decíamos, sin el uso de conservantes ni aditivos artificiales. 

Y es que, la cocina de siempre, tradicional, o “cocina confort” es más que una moda efímera, es una tendencia que quiere potenciar la comida casera saludable, la de sabores auténticos, la que huye de ultraprocesados y de conservantes artificiales. 

De hecho, desde hace un tiempo, muchos han querido ir más allá, y han bautizado esta tendencia como el movimiento “Real Food” -”comida real” en español-, que potencia precisamente esto: evitar el consumo de platos artificiales. Es un estilo de vida que, a pesar del nombre ultramoderno, no hace sino potenciar lo que antaño se hacía en las cocinas de  las casas y de los restaurantes: la cocina de producto de temporada. 

Y es que, este tipo de cocina es también la más sana y nutritiva. Por ello vuelve a triunfar, porque suma adeptos que no solo quieren volver a lo de antes, sino que quieren comer bien y sano. Y es que, frente a los artificios y la innovación, prevalecen los sabores puros. Ha sido así durante todo este 2019 y todo indica que seguirá con fuerza en 2020.