Hablamos un poco sobre la trufa

Como sabéis la trufa es un alimento asociado al invierno y a los platos gourmets , por tanto se dan las características idóneos para que hablemos un poco de ella ya que nosotros también la utilizamos en alguno de nuestros platos, como en el secreto de cerdo ibérico con patatas trufadas.

Trufa blanca. Selectium Chef.

La trufa es un género de hongo que pertenece a la familia de los tuberaceae, característicos por ser hongos que se desarrollan bajo tierra. A pesar de que hay muchos tipos de trufas podríamos resumir en cuatro el número de trufas apreciadas en gastronomía:

Trufa magnatum Pico : es lo que vulgarmente se denominaría como trufa blanca y para muchos es la trufa gastronómica más apreciada ya que es la que se consigue con mayor dificultad. Suele ser una trufa originaria de ciertas zona de Italia.

Trufa melanosporum Vittad : es sin duda la trufa estrella. Muy apreciada en España y Francia, es la más valorada de las trufas negras y es la trufa mediante la cual se elaboran la mayoría de platos goumet que tienen relación con este fantástico hongo.

Tuber brumale Vittad : es considerada la hermana pequeña de la melanosporum Vittad, ya que es una trufa negra considerada algo menos gourmet que la anterior y alcanza precios inferiores en el mercado. Se suele recolectar en los mismos sitios que la trufa negra clásica (melanosporum).

Tuber aestium Vittad : Es lo que vulgarmente se conoce como trufa de verano ya que se recoge entre esta estación y otoño. Tiene un característico color negro y es muy abundante en lugares muy concretos de España como puede ser Morella. Su uso tiene alunas particularidades propias algo diferentes al resto de trufas, como la posibilidad de combinaciones con licores. De estas cuatro trufas es la que tiene un precio inferior.

La trufa está cada vez más de moda en gastronomía pero sigue siendo un producto casi exclusivo de Europa, sobre todo en sus países sureños. Sin ir más lejos, España produce entre el 30 y 50 % de la producción mundial de trufa .