La fruta o la revolución en la guarnición

Es uno de los pocos alimentos con los que nutricionistas, chefs y amantes de la buena comida están de acuerdo. Hay que comer cinco piezas de fruta todos los días durante todo el año. Puede que esta sea la razón por la que los productos de quinta gama la han incorporado a otros ámbitos destinados a verduras y tubérculos extrapolándola del exclusivo mundo del dulce al variado sector de lo salado.

Características y propiedades de la fruta

La fruta es un alimento que aporta gran cantidad de proteínas, nutrientes y vitaminas. Existen infinidad de variedades frutícolas que se pueden encontrar en diferentes épocas del año por lo que dietistas y endocrinos recomiendan consumirlas en su estado fresco y natural según la estación.

Sin embargo, por su textura, cierta fruta admite su transformación tanto en deshidratados, ebullición o refrigeración con los que se permite su conservación sin perder un ápice de valor nutricional.

La fruta que mejor se cocina

A pesar de que prácticamente cualquier fruta admite su tratamiento entre fogones, algunas son especialmente adecuadas como guarnición tanto de ensaladas como de carnes. Asimismo, solo unas pocas son ideales para su conservación una vez cocinadas ya que admiten procesos de refrigeración convirtiéndolas en perfectas para recetas delicatessen en la comida a domicilio gourmet .

Aquí va un listado de las que mejor se adecúan a estos parámetros:

Manzana : Cuenta con más de 4.000 variedades catalogadas y entre sus propiedades destaca un alto contenido en agua, magnesio, fósforo y potasio . Es un potente digestivo por lo que se recomienda combinarla con carnes rojas o con alto contenido graso para equilibrar el aporte calórico.

Ciruelas : Se componen mayoritariamente de azúcares y sales minerales así como hierro y calcio. Su aporte energético al organismo así como sus propiedades laxantes se potencian cocinándolas al horno con carne avícola de volatería como la pintada .

Mango : De propiedades similares a los arándanos , son los grandes portadores de vitamina B2, ayudando a purificar la sangre de manera natural. Su aroma dulce contrasta a la perfección con sabores neutros de  cereales como el cous cous y reduce la ingestión de grasa en carnes magras.

Considerando las posibilidades creativas que ofrece la fruta, no es extraño que las tendencias gastronómicas en unos años lleven a este alimento a la cúspide de la cocina gourmet .