Cuatro cenas -o comidas- fáciles y rápida para sorprender en Navidad

En Navidad, los anfitriones de las cenas y comidas familiares, siempre sienten algo de presión. ¿Qué preparar para que guste a todos? ¿Qué elaborar que no conlleve horas y horas de preparación? ¿Qué cocinar para que salga bien, y sin fallos? 

A las puertas de las fiestas gastronómicas por excelencia, desde Selectium Chef vamos a proponerte cuatro cenas (o comidas) con la que sorprenderás y triunfarás. Y sobre todo, fáciles y rápidas de preparar. 

  1. Quesos y embutidos. Caldo con galets. Pularda rellena. Frutos secos, turrones y neulas. 

Presenta en unas bandejas modernas, o sobre maderas o pizarras un surtido de quesos de leche cruda y de embutidos ibéricos de calidad. Acompáñalo con una ensalada de frutos rojos, o una de endivias con crema de roquefort y granada. Sigue con una sopa calentita. Hay buenas marcas de caldo gourmet en el mercado, a la que solo tendrás que añadir unos galets, la pasta “más navideña”. Y el plato principal, nuestra magnífica pularda asada rellena de foie, setas, manzana y pistachos; acompañada de salsa de Oporto y ciruelas. Solo necesitará unos 30 minutos en el horno para calentarla y dorarla. Si quieres, la puedes acompañar con unas patatas asadas. Finalmente, la parte dulce para alargar la sobremesa: nunca fallan las neulas, los turrones variados y el surtido de frutos secos. 

  1. Gambas saladas y jamón ibérico. Crema de lentejas con jengibre. Cabecero de Lomo Ibérico con patatas. Tronco de Navidad.

Elige una buena marca de gambas saladas en tu tienda de confianza y descongélalas como te recomienden, clave para que queden bien. Igualmente, busca un buen jamón o paletilla ibérica de bellota, y recuerda, una buena presentación. Todo lo que luce bien, sabe mejor. Sigue con una crema de lentejas roja, fácil y rápida de hacer en casa, y añádele jengibre en polvo. Busca unos vasitos divertidos, modernos o de lujo para servir la crema y quede mejor presentada. Y el plato principal, nuestro cabecero de lomo ibérico, con patatas confitadas al ajo y romero. Solo necesitarás hornearlo unos 30 minutos y cortarlo al gusto. Acaba con un típico Tronco de Navidad, que puedes comprar en tu pastelería de confianza. Seguro que será la guinda de una comida deliciosa. 

  1. Ensaladas navideñas. Consomé. Cochinillo asado. Helado de turrón. 

Prepara al menos dos tipos de ensaladas navideñas, con un toque especial para empezar la comida. Por ejemplo, unos brotes tiernos variados con tomatitos cherry, y gulas y gambas templadas, o una ensalada de escarola con naranja, granada y nueces. Sigue con un consomé, que es más ligero que una sopa de pescado o un caldo de Navidad, y que puedes tomar al natural, al Jerez o añadiendo una yema de huevo en el momento de consumir. Seguidamente, el plato fuerte, nuestro cochinillo lechal asado, con manzanas caramelizadas al Oporto. Como siempre, solo necesitarás 30 minutos de horno para que quede bien crujiente, y listo. Y para acabar con algo dulce, pero refrescante, un helado de turrón. ¡Ideal! 

  1. Tartaletas rellenas y hummus. Cordero asado. Dulces de Navidad.  

Prepara una buena mesa de entrantes con tartaletas que puedes rellenar de crema de queso (de roquefort, trufado, de salmón, etc.), también puedes rellenarlas con txaka (palitos de cangrejo picados con mayonesa y sucedáneo de caviar), o con diferentes tipos de patés. Añade a las tartaletas, un plato de hummus variados que puedes también comprar ya elaborados de berengena, de aceituna, de garbanzo, de zanahoria… Puedes optar acompañarlos con picos de pan y grisines o por crudités de hortalizas. El plato principal, el jugoso cordero lechal asado de Selectium Chef, con patatas confitadas al ajo y al romero. Poco más necesitarás, además de un gran surtido de dulces variados de Navidad, para que tu cena o comida sea todo un éxito. 

Pero recuerda que para que triunfes, la clave está en elegir materias primas de calidad y optar por presentaciones cuidadas, a tu estilo, pero siempre con ese toque que hará más festivo tu ágape familiar.